La lucha.

He visto desde peque a ese niño que se quedó sin padres, que tuvo que irse a vivir con sus tíos y tuvo que enfrentarse al mundo él solo. La primera vez que se enfrentó contra el mal, era un simple niño de 10 años, que no conocía la lucha ni el motivo, contra el mal. Con el tiempo, el chico se vuelve más fuerte y más consciente de lo que hace. Hasta que en la 4ª o 5ª entrega, al final de la película dice que voldemort nunca tendrá algo que posen ellos. El amor y la lucha por lo que quiere. Creer en uno mismo y en los demás es Fe. Esta última entrega ha sido expectacular, donde se ve todo y se comprueba que sacrificarse por sus amigos, mejor dicho, por los vivos. Es el mayor acto de amor, que un chico como él puede hacer. Con un final impresionante y una amistad que durará para siempre.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.