Me vas a tocar los cojones.

-se gira indiscretamente y susurra algo al oído de su amiga. Y a la vez mira  a mi hermana-
+Pero de qué vas...¿!¡? Tienes demasiados cojones de poner verde a mi hermana en toda mi cara. Niñata de mierda. Y luego me preguntas que me pasa. Falsas.

Eso es lo que pasaba por mi mente. Pero la verdad es que me he tenido que callar. Por puro respeto y porque me conviene. No saben lo que cuesta aguantar hasta el final. Mordiéndote el labio inferior para no soltar palabra, le he pedido a Dios que me librara de esa rabia y menos mal que lo ha hecho. Gracias. Llenaría toda una hoja de insultos... de lo difícil que es aguantar a niñas que no tienen educación. Si la vuelves a poner verde la próxima vez no me voy a callar... Porque es mi hermana y a mi familia no la pone verde nadie en mi cara. Que sea la última vez.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.