Recuerda!

Aprende a madurar, para de llorar, deja de esconderte como si fueras una puta cobarde, no te desanimes por algo que no funcionó lo intentastes, sabías las consecuencias y decidistes. Si eres tan madura como para tomar tus propias decisiones sé madura para afrontar los problemas.
Estar debajo de un sol de verano, que es caluroso y helado al mismo tiempo. Con la música puesta a todo volumen para olvidar la realidad. Y entrar en un mundo en el que solo se oyen sentimientos y letras de canciones que te cuentan como estás, que has hecho, que piensas hacer, que no quieres hacer, que necesitas hacer... Libre eres de tomar tus propias decisiones pero preguntate... ¿son buenas decisiones?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.