Días...

Es un día lluvioso, con algunas nubes decorando el cielo de un color grisáceo blanquecino. En ocasiones los rayos del sol se dejan ver parecen calurosos pero en realidad solo te dan un leve calor que no llega ni a los huesos. Recuerdo como pasé el día de ayer, fue uno de esos días en los que comienzas genial y es el final... y se te tuerce porque no te esperas algo que te hace caer y dejarte sin fuerzas, sin esperanzas para seguir. Pero hoy tu mirada anda perdida en lo que te rodea, no paras de pensar, en suponer, en estar intrigada por saber que va a pasar. Pero sabes que te encantaría recoger tus libros, coger tu mochila y salir de clase sin dar explicaciones. Cruzaría el pasillo y al salir del colegio, me pondría la música a tope, y sonaría Maldita Nerea-¿No podríamos ser agua?. Miraría a ambos lados de la calle para decidir a donde ir, en que lugar nunca nadie me encontraría. Me dirigiría hacia el metro y me bajaría en cualquier parada, comería y me sentaría en un banco. Sola. Sin decir ninguna palabra, observas que no hay nadie en la calle como si en el mundo solamente existieras tú, tus libros y tus pensamientos... Pero ahora mismo estoy en clase, quedan dos minutos para finalizar y piensas: Qué es lo que tengo que hacer...¿? Cómo me enfrento contra algo así...¿? Dos preguntas que no tienen una respuesta objetiva, si no subjetiva. Quiero perderme, no saber a donde ir... quiero decidir por mí misma, dar mi opinión y ser escuchada...


Posdata: Hoy mucha gente, que me conoce, me ha preguntado a qué se debe tanto enfado, estrés y tristeza...¿? Y mi respuesta ha sido, sinceramente no sé ni lo que hacer. Y esa persona al recibir tal respuesta, no necesitaba seguir preguntando sabía que necesitaban un simple acto de apoyo... un abrazo. gracias. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.