Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Lo hay.

Imagen
Hoy es uno de esos días, en los que no tienes ganas de hablar con nadie. Estás encerrada en tí misma pensando. Sacando conclusiones... Es decir, rayándote, en otro término. El motivo no lo sabes ni tú. Porque puede ser que, simplemente, hoy no sea tu día. Pero van pasando las horas. Y te molesta un comentario de una profesora, de una compañera, de una amiga... Y te muerdes la lengua, para no matar a alguien. Para no terminar en una discusión. Pero tu cara no dice lo mismo. Se nota y se siente que algo te pasa, que hay un nudo en tu estómago que está deseando salir. Piensas que lo tienes controlado, pero vuelve a molestarte otra cosa y terminas explotando -.- A mí no me gusta estar así, pero tampoco quiero hacérselo pasar mal a los demás. Ya tienen bastante con sus movidas, problemas y dificultades. Ando un poco desanimada. No es propio de mí pero es lo que hay. Saber que tengo una buena semana de vacaciones y pensar, que no voy hacer nada, de nada. Soy una persona que le gusta viajar,…
Imagen
Tengo mucho miedo. Impresión. Incomodidad. Injusticia. Indefensa. Dolida… No entiendo por qué tanto dolor…¿? Por qué tanto sufrimiento…¿? Somos una familia, deberías contarnos todo lo que te pasa, pero no explotes y nos hagas soportar ese dolor de tu corazón. Lágrimas caen, caen. Inundando una habitación llena de recuerdos, sacrificios, oraciones, peticiones, alegrías… No te puedo decir que pares de llorar, porque es algo imposible cuando el dolor que sientes no puede más contigo. Ni con tu alma. Nunca había escuchado un grito de dolor, de verdadera tristeza… No conocía ese sonido. Pero es lo que recorre las paredes de mi casa. Esos gritos de angustia. Gritos que no entiende nadie, ni los escuchan porque solo los comprenden aquellos que lo han vivido o que lo viven. Es parecido a la muerte. Uno sabe de lo que habla cuando ha perdido a alguien muy querido. Siembras en cada rincón, en cada lágrima, en cada sonrisa... Una parte de ti, de tu persona, del sentimiento con respecto a ese …

Clásico y sencillo.

Imagen
Pequeña, no pierdas la esperanza. Pero no te pierdas entre las nubes. No dejes de volar tus ilusiones porque luego llorarás, por tu propia culpa. Sé sensata y ten picardía para manejar la situación. No huyas o fijas una sonrisa forzada. Simplemente actúa. Pero pon en marcha esas armas de tu persona, que te diferencian del resto y te hacen ser la excepción entre el millón. No temas por el resultado, si utilizas bien los medios, el final será satisfactorio. Aprende a valorar lo que te rodea: el tiempo, la espera, la calma, la compañía y la claridad. 
Los pequeños consejos son grandes en nuestras vidas, aunque cueste creerlo. 



Recordemos y demostremos.

Imagen
Hay canciones que me recuerdan a mi familia, a mis amigos. También aquellos momentos de enfado contra el mundo, aquellos de rebeldía, aquellos de miedo, aquellos de tristeza... Parece que la música vive para mí, pero yo para ella, no diría lo mismo. Hay canciones que me hacen recordar que el cambiar no es un error, claro si es a bien. Todos necesitamos algo que nos haga tirar hacia delante. Aunque sea el despertador, avisándonos de que ya es hora de empezar. Para mí la batería marca el ritmo, pero también da fuerza a la canción. Los instrumentos de cuerda mantienen la armonía y se organizan de tal manera, que se escucha una gran melodía. La voz, un instrumento complejo e impresionarte, muestra el sentimiento y la letra de nuestras canciones favoritas. Tantas veces en el día escuchamos música, incluso a veces, desearíamos bailar en la calle. Para expresar la que sientes. Para demostrar al mundo que lo diferente, siempre es más admirado que lo común.


Posdata: Seamos diferentes y que el m…

Merecido...

Imagen
Qué haces después de una decepción...¿? Qué haces después de haber traicionado la confianza y el respeto...¿? Qué solución propones para recuperar la fama robada de un amigo...¿? Qué tiempo puedes recuperar después de haber fallado a alguien que confiaba en tí...¿? No soy quien para castigar, ni para volver. No me merezco una bienvenida con los brazos abiertos. No soy quien para creerme mejor que nadie...
Si tanto decimos sobre aquellos que nos hacen daño, somos unos hipócritas porque hacemos daño a los demás- Aunque sea por venganza o por orgullo... No es una excusa, ni motivo. Piénsalo. Cuando ves o participas que compañeros o amigos se meten con alguien que conoces... Y no eres capaz de ayudarle, dejándote llevar por la cobardía. Es muy difícil ponerse en el lugar del otro. Imagínate, que el indefenso es un miembro de tu familia, un amigo o alguien que aprecias... Reaccionarías verdad...¿? 
Me siento bastante mal. Me siento con desconcierto. Me siento peor que un niño pequeño cuando …

Delirios...

Imagen
No es vida encerrar a un pájaro que quiere volar. No es vida ocultar realidades. No es vida tener que fingir día a día. No es vida vivir sin nadie con quien compartirla. No es vida quien te impone su autoridad. No es vida evitar errores. No es vida dejar marchar. No es vida mentir. No es vida huir. No es vida criticar. No es vida quejarse. No es vida llorar por sufrimiento. No es vida dejarse manipular. No es vida manipular. No es vida prohibir sin argumentar. No es vida tener que soportar cargas de dolor. No es vida llorar en medio de la nada, sin que nadie se fije un momento. No es vida soportar portazos por querer algo. No es vida alguien que muere sin a ver disfrutado. No es vida callar cualquier amenaza. No es vida tener que estar callando, en silencio, cada patada que recibes del mundo. No es vida suspirar y dejar que todo siga igual. No es vida tener que dejar a un lado tus pasiones, por tu deber. No es vida renunciar. No es vida tener que ceder, siempre. No es vida… Tantas co…

Abrazos Cariñosos...

Imagen
Todo está dicho. Ya pertenece al pasado. Ya no hay vuelta atrás. Tengo la decisión, siento tener que finalizar este capítulo y quiero decirte que gracias por estos años, por esas risas y esas tardes de pleno aburrimiento que hacíamos cualquier cosa para pasarlo en grande. Sabías que esto ya no funcionaba, y decidiste callarte, en vez de preguntar e intentar solucionarlo. No te echo en cara nada, simplemente es una opción que podíamos a ver hecho las dos. Te sorprendes…¿? Pues no sé de que, si lo sabes todo. Sin necesidad de hablar contigo, tú ya das por supuesto muchas cosas. Has llorado...¿? Normal, porque yo también. Lastima…¿? Pues no sabría decirte, nunca se echa de menos a algo que te hizo daño, aunque te hiciera feliz en su momento. No debería haberme comportado así, lo sé. Y reconozco mis culpas. Mi perdón te he concedido. Pero es otro tema, que hayas aceptado esas disculpas. Temer…¿? A qué…¿? Pues a nada. He salido sola, en muchas ocasiones y no temo a nada ni a nadie. Sé que …

Estresamiento...

Imagen
Me siento atrapada, sin espacio, sin poder salir al exterior por miedo a romper, a discutir, a enfadar, a preocupar… Sé que no hay recepción, ni comprensión, solo preocupación y corrupción… Qué hacer cuando el ambiente está demasiado alterado…¿? Huir o escapar…¿? Enfrentar o engañar…¿? Mentir u ocultar…¿? Arriesgar o temer…¿? No encuentro una solución que pueda ayudarme hacerlo, porque no la encontraré. Ya la tengo, mi conciencia sabe lo que hacer, pero el atrevimiento no juega ahora, juega la confianza. No comprendo por qué tanto miedo…¿? Por qué lo veo como un error…¿? Por qué tengo que fastidiarme por su opinión…¿? Quiero vivir, quiero volver a sonreír. No sabría describir mi sentimiento, es una mezcla de inseguridad con alegría. De revelación y carácter. Odio no llegar a la cima de felicidad total, siempre hay algo que se escapa, que falla, que pierde equilibrio y cae al vacío…
Posdata: La gravedad una maldición que no te permite volar…

Imagen
Difícil elección verdad...¿?
Cierto. Decidir entre la razón y el corazón, es más complejo de lo que nos pensamos que es. Por eso al enfadarnos, soltamos lo primero que se nos pasa por la cabeza. Pero eso se puede evitar. Se puede evitar decir cosas que hagan daño a los que más queremos. Pero no solo las palabras hacen daño, también las miradas, los actos... Si te enfrentas a alguien que está enfadado, su respuesta será un grito, un ataque de ira... No será más lógico, hablar con tranquilidad y pedir un poco de paciencia a la otra persona...¿?
Es lógico, pero no el camino más fácil. Hacer daño, es malo pero los que lo practican con regularidad, pierden el tiempo. Quitar la felicidad a los demás solo hará que te quedes sin nadie a tu lado. Sin nada que merezca la pena. 
Conclusión: Seguir siento el mismo es fácil pero cambiar es el comienzo de un camino de voluntad. Piénsalo. Y me dices.