Delirios...


No es vida encerrar a un pájaro que quiere volar. No es vida ocultar realidades. No es vida tener que fingir día a día. No es vida vivir sin nadie con quien compartirla. No es vida quien te impone su autoridad. No es vida evitar errores. No es vida dejar marchar. No es vida mentir. No es vida huir. No es vida criticar. No es vida quejarse. No es vida llorar por sufrimiento. No es vida dejarse manipular. No es vida manipular. No es vida prohibir sin argumentar. No es vida tener que soportar cargas de dolor. No es vida llorar en medio de la nada, sin que nadie se fije un momento. No es vida soportar portazos por querer algo. No es vida alguien que muere sin a ver disfrutado. No es vida callar cualquier amenaza. No es vida tener que estar callando, en silencio, cada patada que recibes del mundo. No es vida suspirar y dejar que todo siga igual. No es vida tener que dejar a un lado tus pasiones, por tu deber. No es vida renunciar. No es vida tener que ceder, siempre. No es vida…
Tantas cosas que invaden este mundo, nos impiden hacer las cosas que queremos. Nos obligan a encerrarnos en la habitación. Estar en plena oscuridad y ponerte a romper la pared. Tu estrés comienza a descontrolarse por tus lágrimas que caen por exceso de control e impotencia. La oscuridad es tu aliada porque te cubre con su sombra, te oculta, te hace ser invisible…
Pero después de la tormenta siempre vuelve la calidez, la templanza, la compañía, la esperanza… Discutir sobre lo que sentimos, no tiene sentido ya que los sentimientos son tomados con el corazón abierto.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.