Merecido...

Qué haces después de una decepción...¿? Qué haces después de haber traicionado la confianza y el respeto...¿? Qué solución propones para recuperar la fama robada de un amigo...¿? Qué tiempo puedes recuperar después de haber fallado a alguien que confiaba en tí...¿? No soy quien para castigar, ni para volver. No me merezco una bienvenida con los brazos abiertos. No soy quien para creerme mejor que nadie...
Si tanto decimos sobre aquellos que nos hacen daño, somos unos hipócritas porque hacemos daño a los demás- Aunque sea por venganza o por orgullo... No es una excusa, ni motivo. Piénsalo. Cuando ves o participas que compañeros o amigos se meten con alguien que conoces... Y no eres capaz de ayudarle, dejándote llevar por la cobardía. Es muy difícil ponerse en el lugar del otro. Imagínate, que el indefenso es un miembro de tu familia, un amigo o alguien que aprecias... Reaccionarías verdad...¿? 
Me siento bastante mal. Me siento con desconcierto. Me siento peor que un niño pequeño cuando le quitan su juguete favorito. Cuando menos te lo esperas ves todo perdido. Sin nada que hacer. Simplemente esa historia, ya está escrita, por lo tanto es imborrable. La herida está ahí, la consecuencia está ahí. La decisión ya la tomaste. He sido malvada, orgullosa, penosa, ruin y mentirosa. 
Pero lo único que tengo que decir es: DAS ASCO, enery. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.