Recordemos y demostremos.

Hay canciones que me recuerdan a mi familia, a mis amigos. También aquellos momentos de enfado contra el mundo, aquellos de rebeldía, aquellos de miedo, aquellos de tristeza... Parece que la música vive para mí, pero yo para ella, no diría lo mismo. Hay canciones que me hacen recordar que el cambiar no es un error, claro si es a bien. Todos necesitamos algo que nos haga tirar hacia delante. Aunque sea el despertador, avisándonos de que ya es hora de empezar. Para mí la batería marca el ritmo, pero también da fuerza a la canción. Los instrumentos de cuerda mantienen la armonía y se organizan de tal manera, que se escucha una gran melodía. La voz, un instrumento complejo e impresionarte, muestra el sentimiento y la letra de nuestras canciones favoritas. Tantas veces en el día escuchamos música, incluso a veces, desearíamos bailar en la calle. Para expresar la que sientes. Para demostrar al mundo que lo diferente, siempre es más admirado que lo común.


Posdata: Seamos diferentes y que el mundo nos acepte como realmente somos, es decir, en Estado Puro. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.