Puf.

Es una tarde lluviosa de primavera. Me recuerda al otoño, cuando el invierno comienza a llamar a su puerta Estoy encerrada. Sí. Entre 4 paredes que son parte de mi intimidad y personalidad. Fuera de ella, oigo quejas, gritos, malas contestaciones, miradas de mal humor... Y lo más divertido, que tengo que comerme mi mal genio y mis intenciones. Mordiéndome la lengua y dejando de respirar. Por no poder salir a la calle. Estoy cansada de tener que renunciar a cosas que me gustan, por el simple hecho de que tengo grandes responsabilidades. Pocos comprenden el sentimiento porque... ahora mismo me doy cuenta de lo vulnerable que soy. A veces, me doy por vencida. A veces, tiro la toalla. A veces, el miedo no me deja escapar. A veces, la tristeza me hace su tortura rutinaria. Están siendo, una de las peores vacaciones de mi vida. Encerrada y sin hacer nada...
Solo pensar que mi verano puede ser así o peor, me mata, me hace abrazar un cojín y gritar en él. No entiendo que es lo que hago mal para que me siente así...
Tantas preguntas sin respuestas, pero alguna vez, recibiré esas contestaciones..¿?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.