Para qué, verdad...¿?


Da igual lo que arriesgues, da igual el tiempo que le dediques, da igual… Por lo menos lo has intentado, no crees…¿? Puede que nos esforcemos muchísimo en algo que nos parece importante pero…No te desilusiona que lo des absolutamente todo para luego tener un resultado pésimo…¿? Es como un examen: Estudias, te matas día a día por la asignatura, haces el examen y tienes un pedazo cero redondo.- y añadiendo el pedazo enfado que tienes ene se momento- Lo primero que pensamos: La profesora me tiene manía. Lo segundo: Ojala que le parta un rayo. Lo tercero: Joder, no sé para qué estudio. El resultado final es que acabas enfadado con el profesor, contigo mismo y tu humor se transforma en una tormenta mortal. Pero hazte una pregunta: Por qué en vez de hacer todo lo que es obvio… Por qué no mejor miras, reflexionas y piensas tus errores…¿? Así ahorramos tiempo, enfados, mal humores y lágrimas, no crees…?

Posdata: Parece fácil, pero las cosas difíciles hay que tomarlas como retos, no como pesos de sufrimiento. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.