Motivos de supervivencia.


Todos tenemos problemas. A cada edad le vienen problemas diferentes. A cada persona se le da la oportunidad de hacer frente a sus problemas o la opción de marchar y no mirar atrás. Cada uno es diferente. Es único. Es uno mismo. Algo que no se puede negar es que… A veces desearías tirar la toalla… Mandarlo todo a la mierda… Dándote por vencido. Pero sabemos que esa es la opción más fácil, la menos complicada, la que haría cualquier cobarde. Por eso sobrevivimos día a día. Puede que no literalmente, pero tal y como están las cosas… La realidad nos da miedo saberla. Nos da mucho respeto. Nos cuesta reconocer que es lo que sucede realmente. A veces preferimos no mirar a lo que hay de frente y mirar a un lado. Así sin más. Una realidad que día a día ignoramos. Otros  pueden ignorarla porque ve que no les afecta demasiado por lo que deciden pensar en ellos y en los suyos. No piensan en los demás, no hacen nada por ayudar. Da igual si es a un desconocido, si es a tu vecino… Da igual que tipo de personas sea, de donde vengan, que hace, a que se dedica… Todo eso nos debe dar igual, si esa persona necesita hablar pues concédele ese deseo. Si quiere dinero, préstale lo que consideres. Si quiere llorar, sé su hombro para apoyar. Si quiere morirse, no le dejes marchar porque seguramente deje mucho en este mundo. Si pierde la fe en su persona, recuérdale que cosas ha hecho bien y que sin su existencia el mundo no sería nada. Ayudar. Esa palabra se escucha muy poco en esta sociedad. Pensar en el de al lado. Esa frase está en desuso, parece que está anticuada… Ayudar no es de santos, ni de cristianos… Ayudar es de seres humanos, es de personas…

Posdata: Mira a tu alrededor y observa quien necesita socorro porque a lo mejor eres su solución.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.