Hipotético.

Alguna vez has cantado dejándote la voz en cada letra de la canción...¿?
Los poemas son versos pintados por una voz dulce y lenta. Esos versos a todos nos traen recuerdos, nos 
hacen sentir identificados porque compartimos sentimientos universales. No todos sabemos trasmitirlos tan bien mediante la magia de las palabras y de la musicalidad que se forma al final de cada verso, pero hay que
agradecer que exista gente así. Las canciones son cantadas por aquellos que tienen algo que decir, tienen algo que expresar, tienen algo que trasmitir, tienen algo que sentir... Por muy mal que lo hagas, expresarte es lo que te toca y a quien no le guste, que no escuche o que no mire. 
Algo que odio es que te hagan callar. Que te digan que lo estás haciendo fatal... Me da igual tu opinión y lo que me digas. Soy libre y cada vez me das más motivos para marcharme. 

Alguna vez has llorado tanto que te has quedado dormido...¿? 
Lo que menos me gusta de llorar es que se te forma un nudo en la garganta y las palabras son incapaces de pasar, de ser pronunciadas. Las lágrimas te manchan la cara y te dejan mojada. Las razones de por qué lloramos, no siempre las sabemos, no siempre tenemos el valor de afrontar nuestros miedos con una sonrisa, no siempre confiamos en nosotros mismos. No sé nada, sobre nada porque lo que siento es angustia y dolor. En mi caso, creo saber la razón pero quedarme aquí sin hacer nada, no me lleva a ningún sitio por eso hay que mirar hacia delante y actuar.

Alguna vez te han dado ganas de tirarte por la ventana y no volver...¿? 
Volar es una gran sensación. Es diferente. Es mágico. Es fantástico. Nunca he volado, bueno en sueños, siempre. Es una sensación de libertad increíble. Es tocar el cielo con las manos. Es perderte entre las nubes, literalmente. Pero por razones, motivos... cómo puedes tener el valor de tirarte por la ventana...¿? Muchas cosas deberían pasar por tu cabeza, no crees...¿? Tendrías que ser muy desgraciada... No. Muchas veces ese pensamiento se nos pasa por la cabeza. Suele ser cuando estás desesperado. Sí. Cuando no sabes qué hacer con tu vida, cuándo quieres intentar algo y ves que no lo consigues... Millones de cosas. La consecuencia de esta acción es que dejarás un vacío en el corazón de muchos que te quieren, que han vivido contigo, que han compartido, que han llorado, que han reído, que han sonreído... Piénsalo. No merece la pena desperdiciarse por eso... Sé tu mismo y supérate. 

Posdata: Borra aquello que te quita el sueño. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.