Libre.

Hoy lanzaron una pregunta al aire. La pregunta debía ser contestada por lo que decidí leerla. La pregunta decía: ¿Qué opinas del momento económico que atraviesa tu país? Mi respuesta fue la siguiente:

Pues que por mucha ayuda que pidamos en Bruselas nos vamos a cagar. Porque ese dinero que ''supuestamente es un rescate,'' tarde o temprano habrá que devolverlo. Además, tantos recortes... Solo sirven para recaudar dinero pero el sufrimiento de los ciudadanos no nos lo quita nadie. No me gusta tener que pagar (bueno ahora pagan mis padres, pero igualmente me afecta) justos por pecadores. No es culpa de nosotros, los españoles, si no de los que andan en el poder y están a su antojo. Creo que hay demasiado interés propio en este gobierno... Conclusión, si yo fuera Presidenta... Mandaría a todos los del gobierno a la puta calle y a empezaría de cero.

Al terminar de contestar, hay una frase que se me ha marcado: ''empezaría de cero''. Eso no es fácil hacerlo hoy en día, ni siquiera en nuestras propias vidas. Se puede empezar de cero, al comenzar el día. Se puede empezar de cero, volviendo hacer el trabajo que no hiciste bien en su momento. Se puede empezar de cero, no volviendo a cometer un mismo error. Se puede empezar de cero, si decides borrar lo dibujado. Se puede empezar de cero, mudándote de casa. Se puede empezar de cero, decidiendo uno mismo qué hacer con su vida. Se puede empezar de cero, escuchando nueva música que antes no escuchabas. Se puede empezar de cero, creando una historia. Se puede empezar de cero, cuando aparece una nueva persona en tu vida y cambia tu mundo totalmente. Se puede empezar de cero, dejando atrás ese pasado que llevas a cuestas. Se puede empezar de cero, contando esas penas que te obligan a llorar día a día. Se puede empezar de cero, mejorando uno mismo. Se puedo empezar de cero, decidiendo. Se puede empezar de cero, olvidando el pasado y viviendo el presente.
Tú puedes decidir siempre. Por mucho que nos impongan, si no estás de acuerdo da tu opinión porque tienes que ser escuchado, aunque no siempre se cumpla la norma. Dejarnos llevar por ideas sin saber cuál es la idea principal, es ser un insensato. Para saber hay que conocer. Y para conocer hay que querer. Hoy en día pensamos que tenemos pocas opciones porque solo nos muestran algunos caminos, pero si eres curioso informa a tu conocimiento y verás que la capacidad de elección es más grande. 

Posdata: No siempre el camino más fácil suele serlo. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.