Relaciones.

Aquí algo ha cambiado. Aquí todo no es igual. Aquí todo se ha transformado.
Esas palabras suelen salir de tu boca cuando ves un cambio, ves algo fuera de lugar, ves algo que no te esperabas, ves algo que te hizo cambiar... El tiempo es un aliado en las relaciones. ¿Por qué? Porque nadie puede fingir siempre y durante tanto tiempo, por el simple hecho de que eso es inhumano, pero con el tiempo conoces quién es quién. A la hora de la verdad, tú decides en quien confiar y en quien no. Cada uno es como es pero no todas las personas nos gustan, nos caen bien, nos parecen buenas personas... Para gustos los colores, no lo niego, pero a veces uno está demasiado ciego para ver quién eres o quién es, en realidad. Las personas son como los libros. Tú decides a quién conocer. Decides ser parte de su historia, parte de la vida de esa persona. Es cierto que durante toda nuestra vida, van a entrar y salir amigos, amigas, colegas, compañeros, etc... Pero eso no quiere decir que nunca le importaste, eso quiere decir que esa relación te ayudó hasta donde ambos decidisteis. No me gusta perder amigos, perder aquellos a los que he querido mucho y lo he dado todo por ellos. Son cosas que ocurren en esta vida. Es una cosa inevitable. Me gusta recordar cuando jugaba de pequeña con personas con las que ahora no tengo relación. Me gustaría poder conocerlas ahora. Me gustaría recuperar a personas que marcharon, pero si se fueron motivos tendrían. Además, todos somos libres de decidir. Esas decisiones nos harán madurar porque elegiremos de qué clase de personas queremos estar rodeadas. 
Posdata: Las pérdidas pueden ser ganancias. Piénsalo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.