Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Hombre.

Imagen
En ocasiones, parece que el hombre es un lobo para el hombre...
Dicen que los seres humanos preferimos el bien, pues tengo motivos para pensar lo contrario. No necesitas saber quien soy, ni que hago en mi tiempo libre, solamente con decirte que hay muchos que dedican su tiempo en insultar, en criticar, en hacer sufrir, en hacer pasar un mal rato a alguien... Darían su brazo derecho, para dañar a ese contrincante que una vez fue su amigo. Es cierto, nadie ve las cosas de la misma manera, pero hay mentes privilegiadas que ven demasiadas esperanzas, cuando en realidad, en algunas personas no existe ese rayo de luz en sus corazones. Ese rayo que les hacía ser generosos... Al contrario, cuando haces algo que no les gusta... Murmuran o se revelan. Lo que me lleva a comprender cuales son los intereses de todos los seres humanos. El mundo, se mueve solamente por dos cosas: Intereses y materialismos. Así definiría a la sociedad... Pero, no me gusta generalizar. Lo peor de todo es que esa circun…

Añoranzas.

Imagen
La añoranza siempre está presente en nuestros corazones. Puede que no a todas horas. Puede que se deje ver de vez en cuando, pero hay a veces, que se pasa demasiado. Nos entretiene en pequeños recuerdos que creíamos olvidados o por lo menos eso nos decimos a nosotros mismos. Las añoranzas consisten en recuerdos, pero al mismo tiempo, en pérdidas, en reclamaciones...
Añoro cosas de mi infancia. Añoro esa sensación de inocencia. Esa sensación de preguntar el por qué de todas las cosas. Añoro los días de guardería en los que sustituías los libros por dibujos y los exámenes por cosas sencillas. Añoro esos momentos de tener compañeros en clase y hablar sobre que en un futuro te casarías con el que te gustaba. Añoro esas travesuras con las compañeras. Añoro esos momentos de risa. Añoro esos momentos de dejar la imaginación a flote y dibujar grandes historias. Añoro esos momentos en los que comienzas a aprender a leer y a escribir. Añoro esos momentos de discusiones tontas con las de clase y …

Inconformista.

Imagen
Nunca había estado tanto tiempo sola. Encima no al aire libre, si no entre las cuatro paredes de mi querida habitación. Me gustaría tener más libertad. La capacidad de decir: ‘Me voy, en un rato volveré.’ Y que me dejen hacerlo, pero esas no son mis circunstancias. Me gustaría tener una adolescencia típica. No sé, disfrutar de largos ratos haciendo el tonto sin tener ninguna preocupación demasiado pesada. Me gustaría volver más tarde a casa. Me gustaría que existiera una confianza entre madre e hija. Me gustaría tener la opción de no sentirme responsable de todo. Me gustaría no haber cometido errores pasados. Me gustaría tener una familia normal. Me gustaría hacer cosas que me gustan pero mi lema  es: Primero la obligación y luego la devoción. No me gusta ser así pero lo soy. Soy de las típicas que cuando está en juego su familia o cualquier persona que le importe, decide hacer el deber, antes que el querer. Cada vez me preocupa más desperdiciar mi adolescencia. Veo que soy demasiado……

LIFE.

Imagen
No hay nada fácil. Muchos buscamos nuestra función en este mundo. Otros buscan apoyo pero la realidad es que te dan la espalda. Pocos son los que se rinden. Demasiados son los que se dejan consumir por sus sentimientos. Algunos buscan donde no van a encontrar. Prometemos cosas que nunca podremos cumplir. Reclamamos al tiempo hacernos perder a los seres queridos. Indignados ante la posible promesa de la impotencia, la mentira y la ignorancia. No creemos en lo que no vemos, lo que nos hace ingenuos y desconfiados. Deseamos más el mal a otros, que el bien. Somos reacciones químicas y en ocasiones, animales que siguen su propio instinto. Pensamos más en nosotros mismos, que en el que está a nuestro lado. Solo nos preocupamos de las cosas que nos afectan y en ocasiones, nos encerramos en nosotros, en nuestra alma, en nuestro corazón oscuro y egoísta. Pocos tenemos amigos, personas, gente, que busca ayudarnos e impide que caigamos en una depresión profunda, en una amargura demasiado peligro…

Dosis de... FELICIDAD.

Imagen
Empiezas el día torcido. Ayer te acostaste con una presión en el pecho. Eran unas ganas intensas de llorar, de gritar, de darlo todo por perdido... Las lágrimas no salen con cualquier chorrada o tontería... Pero, de repente ves un recuerdo, una foto, unas personas... Y tu mente se llena de pequeños detalles, alegrías, diversiones, buenos momentos y lloras. Te sorprendes porque tu vida no está tan mal, podría ser peor, te dices a ti mismo. Añoras volver a sonreír de verdad o no medio, sonreír en las fotos... Quieres sonreír... Pero ocurre otro suceso, que te duele verlo todos los días. Hasta que llegue el final. No eres capaz de acertar una cosa que fue, y que nunca volverá a ser igual, al contrario... Irá empeorando con el tiempo. Una enfermedad, crónica. Para siempre. De por vida. Decides huir del problema, dejarlo detrás de la puerta, detrás del fondo del armario. Dejarlo lejos de ti para que nunca te afecte pero así, ignoras algo que cada vez que recuerdas... Sufres. Que cada vez t…

Vuelta a la Rutina.

Imagen
Me apunto a cumplir un cometido. Ese cometido dice... Deberás levantarte cada mañana con una sonrisa para enamorar a cada persona del camino. Deberás levantarte cuando las cosas no te vayan bien. Deberás dejar que los demás te ayuden cuando lo necesites. Deberás afrontar los problemas a la primera y mantenerte siempre alerta. Deberás entrenar con tolerancia para adquirir esa meta deseada. Deberás descansar. Deberás mantenerte cerca de los que te quieren para acudir en su ayuda. Deberás ser sincera contigo misma pero no seas demasiado dura. Deberás no negar lo evidente. Deberás disfrutar de la vida que hay desde ya, porque cada minuto cuenta para un futuro. Deberás tomar decisiones que te convertirán en la persona del mañana. Deberás reír a todas horas y llorar cuando lo necesites. Deberás esforzarte en tus metas para obtener una satisfacción beneficiosa. Deberás ampliar tu mente para conocer distintos aspectos del mundo. Deberás escuchar para poder saber... Estos son algunos de loa co…

Lo siento.

Imagen
Nada es como era antes. Falta comunicación, comprensión y confianza. Todo transcurre de mal a peor. Todo es mejorable. Una vez me dijeron que las personas que están enfadados con sus padres, quienes más sufren son los hijos. No entiendo a qué viene todo. No nos falta de nada pero en realidad, si que falta algo. Ese sentimiento, ese amor, eso que solamente saben hacer las familias: "Quererte y apoyarte siempre." Pocas son las veces que comento sobre ellos... Porque no puedo describir lo que siento. Es una gran pena y hundimiento. A veces hay dificultades, pero la familia es algo que no puedes cambiar. Si alguien discute no puedes ayudar porque eres un adolescente o un niño pequeño, según los adultos. A mí me gustaría decir muchas cosas pero me tengo que callar y poner la otra mejilla. Yo también tengo defectos pero con vosotros es como, si tuviera que ponerme un escudo y sacar la espada porque me hacéis daño. Pocas veces soy feliz a vuestro lado.