Contemos... Las cosas buenas.


La infelicidad es algo muy común entre los humanos. La infelicidad te roba cosas. La infelicidad te hace perder las ganas de vivir.
Día a día intento que sea mejor que el anterior, pero a veces es peor que el anterior. Mis expectativas hacia la vida parece que solamente, las pienso yo... Nos quedamos en el materialismo. En lo fácil. En la común. Mis pensamientos van más allá. Se manifiestan con malas caras. Con una mirada perdida. Con errores y desesperaciones. Con lágrimas que solamente ve la persona que las deja escapar.  Dejarse llevar por la amargura, te sentencias a muerte. A vivir una vida que no valorar, que no quieres... Esa no es manera de ser valiente.
Puede que nunca te hayas enfrentado a una criatura feroz y repugnante... Puede que nunca hayas luchado entre fusiles y armas... Puede que si luches día a día por seguir hacia delante. Por seguir tu camino y superar dificultades. Por querer amar a todos tus semejantes y ayudarles en todo lo posible... VALENTÍA. No solo es una palabra de caballeros, si no también de personas que luchan por lo que quieren.
Posdata: La vida no está hecha para contar penas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.