Así va...

El mundo se mueve por las personas. Las personas se mueven por sus actos. Sus actos influyen en la vida del mundo. Y el mundo así va... Perdiendo.

Evitar las consecuencias de un acto es meta imposible. No siempre lo que se desea es bueno. No siempre lo que haces es cierto. No siempre lo que dices es verdad. Existen millones de personas con corazones y conciencias diferentes. Existen desacuerdos que provocan guerras mundiales. Existen hombres en el mundo con tendencia a seguir su propio instinto. Todos somos más que sentimientos e ideas. Somos realidades y existimos en el mundo.

Describir al mundo como un lugar de paso es el peor error. Vida hay una. Tiempo hay lo justo y necesario. ¿Para qué ser un hombre si hacemos callar a la conciencia que nos tutela? ¿Para qué ajusticiar si de un inocente se trata? ¿Para qué vivir si nos harán dolores peores a los conocidos? ¿Para qué creer si no lo pongo en práctica? ¿Para que luchar si la derrota está asegurada? ¿Para qué esperar si el tiempo me roba a quienes más quiero?

Posdata: Enfrentarme a la mentira, me parece la primera razón para seguir existiendo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.