Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

ELLOS, mi hogar.

Imagen
Para todos aquellos que luchan.
La verdad es que nunca podía pararme. Siempre estaba haciendo algo, incluso molestar a mis hermanos me entretenía. Pero un día llegó una noticia inesperada y poco agradable. Sabía que su noticia cambiaría nuestras vidas pero eso solamente era el principio del camino.
Aquel día mi madre nos intentó explicar qué le pasaba. No comprendimos nada. Pensé que sería algo que se podía curar, pero no sería tan fácil. A medida que pasaba el tiempo, todo iba empeorando. Él, a veces cambiaba... Dejó de ser cariñoso a ser un muerto viviente. Lo peor no era cómo estaba, sino cómo lo pasaban los de su alrededor. Su familia. Muchos de la familia no lo aceptábamos. Me mentía para tener más esperanza, pero ¿para qué? Lo suyo no tenía cura permanente, su enfermedad era crónica. Hasta que tuvo que pasar mucho tiempo para que comprendiera que lo que una vez fue, ya no lo sería jamás. Tenía su recuerdo de cuando volvía del trabajo o cuando nos lanzaba volando a la cama para ha…

Cartas.

Imagen
Perdóname porque no estoy allí contigo para darte un abrazo. ¡Hola! ¿Cómo estás? Aquí todo muy tranquilo. Ya sabes cómo es Madrid en verano... Sí, demasiado caluroso. Aunque este verano está siendo un poco más frío de lo normal, bueno eso dicen los del tiempo. Ya los conoces... En realidad, quería decirte que hoy he pasado un día de perros. No sé qué me pasa o qué le pasa a los demás conmigo. Me viene a la mente que si hubiese actuado de otra manera no estaría aquí escribiéndote sobre lo que pienso. La verdad es que hoy es uno de esos días en los que me siento como una auténtica mierda. El motivo no lo sé. Creo que son demasiadas cosas. Creo que estoy estresada porque he callado y estoy aguantando mucho. Sabía que, en verano, mi vida no hace más que complicarse. Sé que el verano está para descansar pero parece que este año todo ha sido trabajo y estudio. Tenía planes para querer pasar unos meses atareada y entretenida, pero sin perder el tiempo. Me parece que me he hecho demasiadas il…

Circunstancias.

Imagen
No se puede soportar las acusaciones falsas cuando eres inocente. 
Coger el teléfono y fingir que haces algo con él... Es una buena excusa para que nadie te pregunte. Tu frente se arruga. Tus labios dibujan una línea recta. Tus ojos demuestran que algo te ocurre. Tus gestos te delatan, tus palabras te hacen quedar como un mentiroso. Lo peor que pasa después es, cuando alguien se acerca y te pregunta:
-¿Te pasa algo?
-No.
Esa negación te hace el doble de culpable. Pero después de decir ese ''no'', te encantaría gritar a esa persona diciéndole todo lo que sientes en ese mismo instante. Pero, sencillamente, no lo haces. Esa había sido tu oportunidad pero... Ocurre algo distinto.
Te levantas. Te duchas y desayunas pero no con tranquilidad sino con tensión. Tu tensión se debe a un desacuerdo entre padre e hija. La reacción de la hija disgusta a su padre y ésta se esconde en su habitación. Durante una buena hora, tú estás ahí. Sola. Decides despejarte, así que sales de casa. En e…

Soy lo que soy.

Imagen
¿Valorarme? ¿Hay alguien ahí? ¿Hola?
Escuchar tu voz resonando entre la nada, entre el vacío. Nadie escucha tus palabras porque parece que eres invisible o, simplemente, no eres importante. Aunque realmente si lo seas. Si comenzaras a pensar en cómo habría sido tu vida sin todos los acontecimientos vividos... Imagínate que tuvieses la oportunidad de elegir tu propia vida, viendo el presente pero en diferentes vidas. ¿No sería una gran oportunidad?
Deseamos cosas que no necesitamos. Queremos cosas que no tenemos. Nos quejamos de las cosas que no nos gustan. Discutimos con quienes más queremos. Nuestras vidas suelen ser así, aunque con pequeñas pinceladas distintas. En  ocasiones, anhelamos no haber tenido que recibir la vida que tenemos, pero ¿por qué esa vida, que es la tuya, y no otra?
También pensamos e imaginamos nuestra vida ideal... Cuando realmente no valoramos lo que ya tenemos. Tenemos familia o gente que ha cuidado de ti. Tenemos amigos aunque a veces, los matarías. Tenemos un…