Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

"El libro de tu vida".

Imagen
No existe nada bueno porque a veces preferimos hacer las cosas mal que aprender de ellas.
Estaba leyendo un libro. No podía ver su título pero el lector estaba totalmente sumergido entre sus páginas. Sus ojos se llenaban de lágrimas y, en otro momento, sus labios reían. Nadie entendía qué le hacía reír y qué le hacía llorar. El lector enseñó el título del libro. Cuyo título era "El libro de mi vida". Todos se sorprendieron, pero intercambié una mirada con aquel lector y este río al ver mi cara de asombro. El lector volvió sus ojos a las páginas de aquel libro.
Ese libro estaba narrando la vida de quien lo leía. El lector con solo rozar con la punta de sus dedos la portada del libro, este narraba su historia. El lector reía por recuerdos que le agradaban el pensamiento, pero también su vista se nublaba al ver algo escrito que no le gustaba. Lo que no le gustaba era aquellas decisiones que el lector había decidido y no fueron las correctas. Por lo tanto, ¿qué es una buena vida…

Lo que inspira una conferencia de...

Imagen
"Pensé que jamás mi cuerpo volvería a sentir, pero después de tanto tiempo... La vida que engendré me dio vida."
"Tenía miedo. Siempre me habían enseñado que la felicidad no existía. Mis cabellos habían perdido brillo. Mis piernas flaqueaban y no eran capaces de mantenerse en pie. Mis ojos eran oscuros y no podían ver la luz. Mis brazos me levantaban con la poca fuerza que... Un día estaba en mí. Solo pude levantarme cuando la vida de otro me devolvió la vida. Mi hijo. Tenía un hijo en mí y me levantó. Mi cuerpo respondió a ese acto de amor... Me electrificó el corazón y volví a nacer."
"Había perdido a mis padres... No sabía donde estaba. Pedí a Dios que me encontraran, pero al final nunca lo hicieron. Mis lágrimas escapaban de mis ojos cuando me contaron que Dios se los había llevado al cielo. Nunca comprendí porque me hizo eso. Con el paso del tiempo viví rodeada de buenas personas, de malas personas, de buenos ratos y de felicidad. Era un niña cuando perdí a…

Expreso.

Imagen
Volver a casa. Volver de viaje. Volver a sus brazos. Volver al anochecer. Volver a tu hogar.
El camino siempre es pasado. Tu mente solo ve la imagen de aquello que añora, aquello que ama, aquello que perdió. Una única cosa que quiso buscar y nunca encontró. Por miedo a dañar, por miedo a lastimar, por miedo a complicar, por miedo a exigir. Su silencio sobrepasaba fronteras, decía millones de palabras en un silencio. Era bien interpretado pero, al emitir un sonido de sus labios lo que era perfecto, se volvió insufrible. Las palabras duelen, hacen gracia, son románticas... Pero a veces las palabras se dicen sin pensar, sin aceptar, sin estudiar, sin valorar. A veces se pierde la verdad entre las palabras mal usadas, entre las páginas de un libro, entre el ruido de los coches... Vienen y van, pero no cumplen su cometido hasta que aceptamos esas palabras. Hasta que las valoramos. Hasta que jamás las olvidamos. Todo lo expresamos con palabras, pero cuándo realmente hablamos de palabra. C…

Hacia la esclavitud. Jamás seremos libres.

Imagen
Siempre se hace difícil volver al hogar por no querer vivir siempre la misma rutina. Los días habían pasado. Para cada persona de manera distinta. Sus caras no eran las mismas desde la última vez. Sus caras habían envejecido, pero no habían perdido la alegría o ese contagio que solo trasmiten los jóvenes. Esas personas seguían siendo jóvenes en cuerpos de viejos. Sus ojos brillaban como la primera vez... Con seguridad y decisión. Habían sufrido errores, que la gente de a pie suele denominarlo "defectos". Pero cada una de esas personas tenía a otra persona que amaba sus defectos, a pesar de todo. Esas tres personas nunca volverían a ser lo que eran porque se convirtieron en leyendas de la vida de cada persona con la que convivieron, con la que rieron, con la que tomaron un café... ¿Tuvieron miedo? ¿Miedo... A qué? No tuvieron miedo a que sus vidas cambiasen. Nunca se lamentaron de lo que hicieron porque fueron salvados y escuchados. A veces... Durante esos días de tráfico en …