Te quiero, aunque seas un desastre.

A veces creamos vínculos para toda la vida. Otras veces, destruimos cosas buenas porque no éramos felices. 

Este mundo es muy grande para que alguien en el mundo esté solo, sin nadie. No es cómodo mirar a tu alrededor y no poder hablar con alguien, no poder comentar tus emociones, no poder... Compartir tu vida con alguien. La vida se hace triste y pesada, pero eso cambia cuando conoces a alguien. Ese alguien tiene muchas cosas en común contigo, más de las que hubieses pensado nunca. Ese alguien te apoya, te respeta y te quiere. No pide que cambies. Simplemente, te pide que seas feliz porque esa persona es feliz cuando está contigo.

Cuando eres pequeña, incluso, cuando eres adolescente haces muchas promesas como ''por siempre'', ''para siempre'', ''siempre contigo''... Promesas inconscientes pero promesas que representan lo que sientes por una persona. No hablo únicamente de un noviazgo. Hablo de amistades y de cualquier relación que conlleve amar a otro. Cuando se vive la vida así, la vida es distinta a como se ve en el telediario o en el cine. La vida se pone de su color real y se llena de una paz en tu pecho que te hace levantarte cada mañana con una sonrisa. No lo puedes evitar, pero lo haces. ''Amar hasta que duela y, después, seguir amando''. Una frase realista, idealista y complicada de llevarla a cabo, pero no imposible. Una vez escuché, que las cosas que gustan, no suelen suponer ningún esfuerzo, ¿por qué? Porque vives por ello y para ello. El objetivo, camino o meta de nuestras vidas está en nosotros mismos. Nosotros somos los que tenemos que decidir abrir nuestro corazón para conocer a otros, y conocernos a nosotros mismos.

Vivimos en un mundo donde el estrés, el tráfico, la falta de tiempo y el cansancio nos impiden escuchar lo que tenemos a nuestro alrededor. Escuchar nunca está de más, callar demasiado tampoco es bueno... Pero hay que saber despertar a tiempo. Es como ir con auriculares durante toda tu vida sin llegar, nunca, a escuchar a nadie. La música está bien, pero para qué llevar auriculares cuando ya tienes música. Puede que la vida no sea así como la he descrito, pero puede ser así. Tu vida la haces tú y, sobre todo, las personas que quieren estar en ella.

Posdata: ¿Cuántas veces al día dices ''te quiero''?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.