Tú no eres inocente.

La culpabilidad no es el problema. El problema es negarla y nunca reconocerla.

La confianza se cose en años. La desconfianza se pierde en un hachazo. El amor se descubre tan pronto como el odio. El miedo se huele, pero el frío no quema. La culpa aguarda en nuestros corazones. Nos recuerda aquellas faltas que no hicimos bien. Nos hace pensar en qué hubiera pasado si... Las faltas no se pueden borrar, pero si corregir.

Preferir la mentira antes que la verdad, es ser idiota. Es de idiotas querer lo que no se tiene que lo que ya se tiene. Es de idiotas rechazar a otro por sus ideales. Es irracional dar la espalda a un miembro de tu misma sangre. Es duro ver y sufrir la intolerancia. ¿Acaso no hay razones para sentirse culpable? Los días pasan, pero el tiempo cambia y te hace callar. La luz desaparece, mientras que la oscuridad siempre reaparece. Las ideas confusas, las acciones falsas. Las enseñanzas inútiles, la educación no enseñada. La falta de atención provoca amuermamiento progresivo que afecta a la salud. Periodos de cambio, pero ninguna revolución. Tiempo al tiempo, miedo con más miedo. Temer al tráfico cuando no se teme o lo que realmente asusta. Engañar para consumir. Cerrar los ojos, para evitar ver lo obvio. Ignorar lo importante, para apreciar un escaparate. La pérdida de recuerdos, conlleva la pérdida de personas.

Posdata: Mantener la fuerza, para seguir viviendo, no para dejarla pasar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.