16 del 8.

``Es increíble ver como Dios llama a tu puerta y tú decides abrirla’’.

Un día cualquiera para todos. Un día especial para alguien. Con una fecha se inicia el comienzo de una nueva vida. El día se te presenta animado, caluroso y agotador al mismo tiempo. Tu curva más bonita es la de tus labios mostrando esa felicidad que tienes en tu pecho. Tus ojos están iluminados y llenos de gracia y paz. Fuimos todos los que te conocíamos a verte, pero tú deseabas entregarte. Querías dar ese paso. Todos los que te hemos conocido a lo largo de esta vida que dejas te apoyamos en esta nueva vida que comienzas. Si nos ves llorar, no nos consueles porque lloramos de alegría, de felicidad y de amor. Si nos ves sonriéndote, recuérdanos así. Tus gestos son naturales, al igual que tus palabras sinceras. Fuiste con un vestido discreto para este día tan esperado. Luego acabaste con una vestimenta nueva y única que te haría distinguir del resto del mundo. No por ello menos importante, ni más importante, simplemente sigues siendo tú pero con un color más especial.

Nunca pensé que conocería a alguien personalmente que estuviese muy unido a Dios. Es una alegría contagiarse de esa gracia que no se siente todos los días. Doy las gracias a esa persona, a esa amiga por entregarse a Dios. Pocos harían eso, es decir, decirle que ‘’si’’ a Dios. No puedo definirte con una sola palabra, solo puedo decir que para mí eres increíble, mejor dicho, una maravilla. No te rías, porque es lo que siento y lo que pienso. No quiero que tu marcha a un nuevo sitio sea un motivo para sacar las lágrimas a pasear, pero mi corazón siente lejanía por tu marcha, no tristeza, solamente pide un poquito de cercanía. Tengo gran Fe en ti y en Él para que os acordéis de nosotros y del mundo. A mí me ha costado entender que la oración es la herramienta más eficiente para estar en comunión con Dios. No todo el mundo entiende esto, pero hay que probarlo para saber qué es y cómo funciona. Las últimas palabras que te dije fueron: ``reza por nosotros y por el mundo para que encontremos la felicidad en Dios´´.


Posdata: Muchas felicidades, amiga mía. Hoy es el mejor regalo que te podía dar Dios… Cogerle de la mano y decirle `` si, quiero’’.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.