Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Un año para no olvidar.

Imagen
Frase del año: "Rendirse no es una opción".
Este año empezó con un enero duro y frío como de costumbre. Fueron unas navidades rutinarias y llenas de deberes con estudio y exámenes. Aunque ya habíamos empezado 2º de Bachillerato, no éramos conscientes de lo que estaba por llegar. Quedaba menos de un mes para los exámenes. Esta segunda convocatoria lo era todo para pasar a la siguiente fase, mejor dicho, toda la clase estaba intentando sobrevivir porque luego vendrían los lloros y la vaselina...
Después vino Febrero, Marzo, Abril... Abril fue un mes señalado porque conocimos a chicos nuevos. No eran amigos míos, sino de una amiga de clase. Preparamos una "fiesta sorpresa" porque no todos los años se cumplen 18. Aquel evento unificó un grupo que ha sobrevivido al verano y está sobreviviendo a este primer año de carrera. Tengo que agradecerle a Dios por haberme topado con estos chavales que son especiales cada uno a su manera. Con algunos no conseguí establecer un "…

Hermanos.

Imagen
"Eres el mejor hermano".
Querido tú:
Te escribo porque creo que nos hemos perdido por el camino. Fuimos muy felices. Tantas cosas hemos compartido y que nadie más lo ha hecho. Hemos reído y llorado, incluso nos hemos peleado millones de veces. Te preguntarás por qué te escribo pues porque no eres quien creía que eras. Pensaba que yo era alguien o algo importante en tu vida, pero no es así. En vez de ser la mayor, ahora quieres serlo tú pero no puedes. No puedes porque no es posible crecer dos años en dos días. No hay la coordinación que siempre teníamos es como si nuestros caminos en vez de ser paralelos ahora fueran secantes. Siempre he escuchado tus historias y tú me has consolado siempre que lo necesitaba, pero esta vez desde hace tiempo nada de eso existe. Parece que el orgullo y la cabezonería mantienen y alargan las distancias entre nosotros. No puedo imaginar lo grande que puede hacerse esa distancia que incluso sea peor que un abismo...
Quizás me cueste reconocerlo, pero…

Tesoros.

Imagen
Historias que la gente cuenta y que solo las escuchan aquellos que quieren creer en ellas. Esas historias existen. Son experiencias, testimonios. Son capítulos de la vida de esas personas que cuentan sus vidas. No las cuentan a nadie, solamente a aquellos que les preguntan. Esas historias tienen sus momentos dulces y sus calamidades. He escuchado historias bonitas, tristes y auténticas. Ella tiene una vida placentera pero antes de llegar a ese punto sufrió y nunca conseguía ser feliz.
Hoy vivimos influenciados por el mundo que es demasiado grande y manipulable. Nos cuesta pensar en qué quieren los demás, pues es todavía más difícil pensar qué es lo que quiere Dios. Esa pregunta se mantiene en nuestra garganta y en nuestra mente. Preferimos no hablar de ello, es más fácil. Pero es un motivo perfecto para ver lo cobardes y lo mediocres que somos. Somos marionetas que cada vez piensan menos, cuando hemos sido creados de forma tan perfecta.
 Una vez escuché que existían dos planos: el hori…