Un año para no olvidar.

Frase del año: "Rendirse no es una opción".

Este año empezó con un enero duro y frío como de costumbre. Fueron unas navidades rutinarias y llenas de deberes con estudio y exámenes. Aunque ya habíamos empezado 2º de Bachillerato, no éramos conscientes de lo que estaba por llegar. Quedaba menos de un mes para los exámenes. Esta segunda convocatoria lo era todo para pasar a la siguiente fase, mejor dicho, toda la clase estaba intentando sobrevivir porque luego vendrían los lloros y la vaselina...

Después vino Febrero, Marzo, Abril... Abril fue un mes señalado porque conocimos a chicos nuevos. No eran amigos míos, sino de una amiga de clase. Preparamos una "fiesta sorpresa" porque no todos los años se cumplen 18. Aquel evento unificó un grupo que ha sobrevivido al verano y está sobreviviendo a este primer año de carrera. Tengo que agradecerle a Dios por haberme topado con estos chavales que son especiales cada uno a su manera. Con algunos no conseguí establecer un "algo" hasta ahora porque algunos eran muy lanzados, otros muy tímidos y algunos me tenían "respeto"(me tenían miedo).

Por fin, Mayo. Acabábamos antes que nadie y eso me hizo sentirme mayor. Antes de que nos dieran las vacaciones, tuvimos nuestro acto de graduación. Sí, nos tocaba ir en uniforme. Luchamos contra eso pero nadie nos defendió. Aquel día fue histórico, gracioso, emotivo y algo falso. Ese día marcaba una nueva era. Éramos unas niñas que iban a empezar a estirar las alas y a dejar de obedecer para actuar por nuestra cuenta. Debo agradecer a mis compañeras y amigas lo que he reído en clase y las tonterías que hemos hecho. Les doy las gracias por haberme dejado conocerlas algo más y por haberme enamorado de sus personalidades y sus defectos. También, les agradezco que me hicieran ir a clase ilusionada, aunque fuera un rollo dar clase. Las quiero y nunca podré olvidarme de ellas y de este año.

Llegó junio y fue lo decisivo para nuestro futuro profesional. Selectividad, PAU... Llamarlo como queráis, pero no me salieron las cosas como tenía planeado y nunca me di por vencida. Aunque sufrí por no conseguir la nota que necesitaba, a día de hoy estoy haciendo lo que me gusta y doy gracias a esa persona que me consoló el día de las notas y me dio fuerza. Gracias A.

Ese verano iba a ser el verano de nuestras vidas, o eso nos decían los mayores. En efecto lo fue. Fui de viaje de fin de curso, de vacaciones y cumplí los 18. Todos esos acontecimientos han marcado un antes y un después en mi vida. Después de ese 22 de julio ocurrió la entrada del 16 de agosto y del 6 de diciembre del 2014. Dos fechas que significan algo especial para mí. Al llegar septiembre, la mayoría empezó la Universidad y su vida como universitario. Era un ambiente distinto y muy independiente. Es algo hecho a mi medida. Así han pasado los meses y he conocido más a L. Una persona despreocupada, sensible, divertida y muy habladora. Es alguien que me gusta cómo es y quién es, no cambies. También agradezco los momentos escasos que he pasado con  los de las "pistas". Os quiero, pero creo que aún nos queda mucho por conocernos. También, espero que seáis felices y consigáis todo lo que os propongáis.

¡Tranqui! No me olvido de N. y nuestro proyecto de vídeos. Es algo que nos queda pendiente y lo haremos. Es alguien que es más valiente y lista de lo que se cree. Sigue creciendo pequeña que conseguirás comerte el mundo. Mi querida Nataguer, tan poco nos hemos visto que aún así eres un apoyo. Acabas el año de la mejor manera acompañada de tu... Ya me entiendes. Este año va a ser tu año. Este año ha sido un año de separaciones, en el buen sentido. B. ha iniciado esta etapa viajando y se la echa mucho de menos. Queda poco para verte porque te haces notar. Quiero dedicar unas palabras a P. alguien que ha estado escasamente en mi vida pero que me ha echo reír y me ha querido. No puedo evitar acordarme que en este día tan señalado estuviste conmigo celebrando la llegada del 2014. Estés donde estés quiero que sepas que mi casa siempre estará abierta para ti, espero volver a verte, tralará. ¡Como no! No puede faltar mi "confidente" particular. Sí, tú A. Años es en lo que puedo resumir nuestra amistad y lo que nos queda. No ha sido posible verte antes de fin de año, pero nos vemos a la vuelta seguro. Gracias, simplemente por estar ahí.

Después de haber comentado lo pesados que son estas personas que me quieren y me soportan. Hay otras personas que me soportan todos los días. Mi pequeña familia. No les trato a veces como se merece pero lo siento. Doy gracias de tener esto aunque no sea lo perfecto o lo ideal, porque yo tampoco lo soy y os tenéis que aguantar. Gracias Mamá, Papá, M. y R. Gracias por escucharme y quererme de la forma más desinteresada.

Espero que en este día recordéis los momentos que hemos pasado juntos. Puede que sean escasos o muchos, pero os tiene que quedar claro que yo me acuerdo de todos y de cada uno, todos los días. Siempre os llevo conmigo porque os habéis merecido un hueco en mí. Os deseo lo mejor y que cumpláis todos vuestros proyectos.

Posdata: A veces hay que recordar un ''te quiero'', porque puede que la falta de costumbre lleve a que se les olvide que te importan.
(Haz click en la foto, ¡sorpresa!)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.

Difícil de creer.