Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Sé tu propio Plan.

Imagen
Es muy cómodo vivir en la rutina, donde todo es confort y sin presiones... El aire es duradero, limpio y familiar. La rutina se mantiene todas las mañanas, las noches. Siempre nos acompaña en el metro y en el trabajo. Lo malo de la rutina es que en realidad no puede controlar todo lo de su alrededor, por eso no se toma bien los cambios o los imprevistos. Los tiene alergia. Notas como tu buen humor se deshace y la presión se apoya en tu pecho. No soportas los cambios, los odias. Si pudieras controlarlo todo lo harías, pero eso te frusta más. En este día te han propuesto millones de proyectos nuevos y no has aceptado ninguno porque no quieres. Quieres tu vida, tus cosas, tus... Tus... Solo te quedas.
Estamos en la época del progreso, de la tecnología lo que nos hace reclamar salir de nuestra pompa para respirar algo más que nuestro propio aroma. La creatividad está a la orden del día, casi las venden en cualquier tienda para que seamos más espontáneos. Nuestra mente se atrofia si solo u…

Se siente pero no se ve.

Imagen
Cuando escuchas tantas desgracias a tu alrededor lo único que te preguntas es cuánto tiempo vas a seguir aguantando. Vuelves tu mirada hacia lo que tienes delante y aprietas los dientes, mientras te repites que todo va a cambiar. Cierras los ojos y sientes como ese nudo sube por tu cuerpo para salir por tu boca, a la vez que tus ojos se llenan de lágrimas que son desesperadas. Miras lo que haces y todo te sale mal. Piensas en lo bien que estabas hasta ahora.
Nos duran tan poco las cosas que queremos. Piensas en cómo podría haber sido tu vida distinta a la que tienes. Te imaginas una situación idílica, pero eso lo empeora todo porque te recuerda todo aquello que no has tenido. A veces me pregunto si alguien realmente se siente feliz porque con tantas cosas horribles es difícil sonreír. Mirar a otras personas y ver sus vidas normales, te hace hasta sentirte mal porque sabes que la tuya es una comedia de las malas con un toque de drama realista demasiado auténtico. Tiene gracia cuando al…

Ciudadanos en los vagones.

Imagen
La injusticia la vemos todos los días y, aún así, pensamos que nada de eso nos afecta.
El mundo siempre ha estado en movimiento. Desde que empezamos a escribir, hemos aprendido y, a la vez, hemos peleado mucho. Aunque pensemos que nuestra época es de progreso, en realidad es de retroceso porque tenemos más medios para ayudar y sigue existiendo el hambre en el mundo. Sabemos hablar, ahora lo llamamos parlamentar y sigue habiendo guerras. El dinero viaja de un sitio a otro y sigue sin llegar a aquellos que viven en la miseria. Como puede ser que lo tengamos todo para arreglar este mundo y continuamos sin preocuparnos, sin pensar que hay otros como nosotros que sufren y luchan por sobrevivir.
Aquí los niños no mueren de hambre, pero en África sí. El estómago se les hincha y les hace retorcerse de dolor. Nosotros solamente sentidos un pequeño hormigueo en nuestras entrañas y podemos permitirnos picar algo antes de tener la comida en la mesa. También, en nuestro país muchas personas recurr…