Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

No era tonta.

Imagen
Una vez me dijeron que era intensa.

Sonrisa  bonita. Pelo largo y ojos cristalinos, brillantes y fuertes. Nada pesaba a sus espaldas porque Ella era feliz. Tenía una sensibilidad envidiable, una fuerza maravillosa y pocas veces se dejaba intimidar por nadie. Había aprendido sobre ello desde muy pequeña. Nadie le quitaba sus ansias de vivir y de vivir muy bien acompañada. Era joven y presumida. Era preciosa por fuera y por dentro. Belleza en sí misma era. ¿Defectos? Tenía muchos, pero un cariño acogedor tenía ante aquellos a los que amaba. Ella no quería, ella amaba. Podría parecer amenazadora, pero las apariencias engañan y en su caso ella relucía. Se ganaba un hueco por su genio, su orgullo y su firmeza. No era débil, ni pesimista. Ella era fuerte y superviviente. Ella era y es una heroína para mí. Porque los héroes del día a día me impresionan, en cambio nunca se hacen películas sobre ellos. Quiero escribir y hacer una película con su nombre, pero para qué. Para qué voy a mostrar al …

Tu nombre.

Imagen
Tu nombre sale de mis labios.
Tus mariposas bailan en mi tripa.

Mis ojos caen en tu hechizo.
Soy toda tuya y de nadie más.
Soy lo poco que soy.
Soy tu costilla y tus ojos.
Soy tu herida atravesada.
Soy tu esposa durante el amanecer.
Soy tu hija en la oscuridad.

Mi alma se pega a tu amor.
Mi cuerpo brilla,
decorado con cicatrices.
Adornado con el perfume de tu sangre.
Adornado con tu amor.
Adornado con tu agua.

En mí está tu nombre tatuado.
En mí queda tu corazón clavado.

Mis alas en mi espalda,
me voltean, me elevan.
Creces mis alas,
me envuelves en ellas.
Cierro los ojos,
ya no temo,
ya no hay fronteras,
ni muros, ni sombras.
Solo hay silencio bien acompañado.
Solo queda nuestro sol.
Solo quedamos tú y yo.


Impresión.

Imagen
Ahora entiendo la belleza de su alma. Estaba escrito que un día moriría. Ni tú ni el mundo pensaba que fuera tan pronto.  Dicen que la oscuridad da miedo,  de hecho yo la temo, pero temo ser olvidada. Temo que olviden mi nombre y que lo único que quede de mí en esta tierra sean mis cenizas.

Hoy no puedo olvidar un nombre. Nunca antes había escuchado ese nombre. Retumbó en mis oídos por sorpresa. Ese nombre inspiró un dolor y un abrazo. Solo sé que aquel nombre vivió y fue feliz. ¿Cómo lo sé?  Me lo susurró un sonido que nadie más oía. Era una campanilla que cantaba desde mi pecho. Parecía que tuviera vida propia. Mientras pensaba eso, la campanilla ya no sonaba y no me decía nada.
El cielo se ha levantado dos veces con un vestido rosa. Parece que quiere honrar ese nombre. Parece que el cielo regala esas vistas porque algo ha cambiado. Venera a ese nombre dulce y valiente. Mientras el mundo sigue girando y no para. El cielo se pinta de rosa. Me agrada y le doy las gracias. Es tan import…

Sufro porque...

Imagen
Han vuelto a abandonarme. Me he vuelto a enfadar, pero no he pedido explicaciones. ¿Por qué?  Porque las sé y no sé si quiero escucharlas. No sé, pero no eres el mismo. Has cambiado. ¿Tan mal lo hice? ¿Qué hice? Nada. ¿Qué has hecho tú? Acobardarte. Huir. Poner tierra de por medio. Salir corriendo. Desaparecer. Y lo mejor, abandonarme. ¿Qué quieres que te pida? ¿Perdón? ¿Por qué?  No tengo cuentas pendientes. Con tu silencio me torturas y tu orgullo te vuelve ciego. Tanto que no ves el camino que estás pisando. Tengo la esperanza de que vuelvas la mirada y me mires. Y recuerdes lo que prometiste.
No estoy acostumbrada a que me abandonen y a que me den la espalda. Perdóname sino me acostumbro a eso. Tú lo has hecho maravillosamente. Te pediría consejo, pero es que ni me hablas. Ni me quieres ver. ¿Qué fui?  ¿Qué era para ti?  Ambos lo sabemos, pero has cambiado. A veces sueño contigo y no veo nada que no conozca. Aunque la realidad es peor porque veo cosas que no esperaba. Mi corazón ha…

Mal día.

Imagen
Hoy va a ser un gran día. 
Si el día se tuerce le retuerces una sonrisa.
Y si se vuelve a torcer, le retuerces una risa. 
Y si se vuelve a torcer, Le ves como te mira y te sonríe. 
Y si se vuelve a torcer, Le recuerdas con los brazos abiertos. 
Y si se vuelve a torcer, piensas que Él te quiere y que solo eso basta. 

Una vez leí que el sufrimiento cristaliza el amor. ¿Qué es eso? ¿Cómo lo llamáis aquí? ¡Ah. sí, ''sufrir''! ¿Es una comida, un malestar, un dolor de cabeza? Jamás lo he llamado así porque de donde yo vengo todo es perfecto. Todos los habitantes de mi hogar sonríen y son siempre amables. Nos llaman la Ciudad Amable o, a veces, la Ciudad Feliz. Desde que nací todo era así. Yo lloraba de pequeño, por lo que me han contado mis padres. Nunca fui egoísta o llorica, siempre me recuerdo con una sonrisa en la cara. Es tan agradable ver aquella ciudad. Nunca ha habido un mal gesto o un lloro. Mis ojos siempre me dejaban ver la realidad o, por lo menos, una realidad aparent…

Tus manos, nuestra luna.

Cojo y te pinto.
Te pinto y no solo desnudo.
Te pinto una sonrisa.
No te pinto, te miro.
Miro cada cicatriz  y la beso.
Amo cada parte de tu arrugado cuerpo.
Amo cada parte que es mía.
No te poseo, te tengo porque me quieres.
Te retengo tantas veces
hasta cuando no quiero tenerte.
Temí de todo esto.
Temí no llegar tan lejos.
Temí perderte por el camino.
Ya no temo porque confío.

Me llaman loca por hacerlo.
Me retan ha hacerlo más a menudo. 
Loca, loca por ti.
¿Qué hago?
Me zambullo en nuestra luna.
¡Y qué si tengo miedo!
Amo, primero y después ya lo pienso.
Creo en esta vida.
Soy poca cosa,
pero soy invencible en tus manos.
Nunca hay seguridad,
pero me la regalas. 
¿Y qué te regalo?
Todo lo mío es tuyo. 

No quiero que me sueltes de tus manos. 
Quiero morir en tus brazos.
No quiero vivir lejos de ti.
No soporto estar sin ti.
No quiero despertar sin tus flores.
Quiero que me arranques todas mis cicatrices.
Quiero que dibujes mariposas en mi tripa.
Quiero un cielo en nuestra luna.
Nada temo porque tengo el cielo.
No es un s…