Difícil de creer.

Lo añoro. Quiero que vuelva. ¿Es tan difícil? ¿Por qué no? ¿Qué tiene de malo? No lo entiendo. Solo puedo seguir preguntándote. Estás diferente, sin cara ni ojos. Parece que no eres de este mundo. ¿Estás enfermo? A dónde quieres ir sin mí. De aquí no me muevo. No puedes obligarme. Todo es distinto, no soy lo que era. Soy lo que ves, no hay nada nuevo. Mi rostro, qué le pasa. No es la cara que recuerdas. No lo es, ya te lo he dicho. No he hecho nada, solo he crecido.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Me has seducido.

Sensible. Espumoso. Intenso.